M-LIFE / M-VIAJES / M-YOGA

De vuelta y vuelta…!!!

¡Como me ha costado poder escribir y decidirme a escribir!… Hará 3 semanas que aterricé de nuevo en casa… Cuando vuelves la sensación es que las cosas han cambiado muy poco, y la gente cuando te ve te transmite lo mismo: Que todo sigue igual… Aunque no sea del todo así… Hemos vivido tantísimas cosas durante nuestros días en India y Asia… Tantas, que la sensación es que soy la misma pero muy diferente a la vez. Sobre todo siento que ha cambiado mi mirada. Todo lo veo más claramente, es como si tuviera un filtro que me permite ver las cosas más profundamente y su esencia.

auroville

by mdreamsdesigns

Mis dudas antes de volver a casa han sido: ¿Podré seguir estando tan bien, tan en harmonía conmigo misma? ¿O me afectarán las cosas hasta tal punto que volveré a ponerme de malhumor, estresada…?

El yoga me está ayudando muchísimo a cambiar mi mirada y la recepción de las cosas… Cuando se me presenta una situación que pueda alterarme o inesperada (sea de la dimensión que sea), agradezco al universo por habérmela enviado, seguro que hay algo que debo aprender de ella. Y visualizo esta situación como un corriente de agua que quiere fluir entre dos orillas. Las dos orillas que permiten que el agua fluya son el: Dharma y el Moksha.

El Dharma, para entenderlo de una manera muy sencilla sería como los valores éticos universales que incluyen deberes, conductas, leyes, etc. (ejemplo: relacionarte con las personas desde el respeto y no desde la posición de sacar algo de ellas, o quererlas dominar, etc). Y Moksha, sencillamente se puede entender como el desapego. El desapego que te permite relacionarte con las cosas y personas disfrutándolas pero sin apegarte a ellas, apartando tu ego de ellas.

Por ejemplo, si un ser querido me contesta mal, o se enfada conmigo. La energía entre la otra persona y yo no fluye, se encuentra estancada. Para permitir que todo fluya de nuevo el Dharma me muestra una visión muy amplia y universal de cual debe ser mi conducta frente a la otra persona y el Moksha me permite no apegarme a la reacción inesperada de la otra persona. Me permite verla desde fuera y seguir fluyendo. De repente la situación que te desequilibraba no lo hace. Y así poco a poco vas recibiendo las cosas con los brazos abiertos y con ganas de aprender más y más…

No es sencillo, requiere esfuerzo, estudio y mucha mucha práctica… Un yogui decía: La naturaleza del ser humano es siempre evolucionar, seguir creciendo. Aunque creas que todo te está yendo rodado, que tu vida es perfecta, si no te esfuerzas en tu día a día a seguir puliéndote, la vida te va a presentar una situación para que puedas crecer.

¡Que tengáis un día muy bonito y lleno de grandes aprendizajes!

auroville

by mdreamsdesigns

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s